21/9/17

MESSI VS. REAL MADRID

¿Podrá Messi con el Real Madrid? ¿Podrá con Cristiano Ronaldo? ¿Podrá él solito con el vigente campeón de Liga y de Champions? ¿Podrá Leo con todos? ¿Podrá Leo con todo? La respuesta la conoceremos en mayo, pero a estas alturas hasta el sí parece posible, cuando hace un mes ganaba el no rotundo.

Sin Neymar, sin Dembélé hasta 2018, con Suárez fuera de forma, con el Madrid, pese a su mal inicio, en busca del primer triplete de su historia. ¿Hay algo más que Messi para confiar en el Barcelona? No mucho, pero la vuelta de Iniesta a su mejor forma y el adiós de Luis Enrique han catapultado a este Barça que, con Ernesto Valverde en el banquillo, parece el de Guardiola o Vilanova. El extremeño no juega como Pep o Tito, pero ha sido capaz de hacer un equipo con menos mimbres que el asturiano.

Sí, porque al Barça y a Messi le iba a quitar la vida la marcha de Neymar, y nada de eso, lo ha impedido su compatriota Paulinho, un centrocampista caro ayer, 40 millones, barato hoy, tras sus goles en Getafe y contra el Eibar. Por él ha apostado Valverde, Luis Enrique lo hizo por André Gomes... otra diferencia.

La realidad es que esto no ha hecho más que empezar, pero con Leo Messi todo es posible, todo. Tiempo al tiempo.

 

14/11/16

EL PEOR ROSSI

Con lo buen chico que parecía, con lo gran deportista que era. Y qué simpático. Todo cuando Valentino Rossi ganaba, ganaba y volvía a ganar... hasta nueve títulos mundiales. Ahora que pierde y pierde y vuelve a perder, además ante dos españoles, Marc Márquez y Jorge Lorenzo, resulta que ya no es tan gracioso y ya no cae tan bien, salvo de la moto y cada vez con más frecuencia.

En dos patadas el italiano ha dilapidado su prestigio, su honor y su nombre, primero al patear en plena carrera a Márquez, el año pasado en Malasia, ahora en Valencia, repitió acción sobre la moto pero el puntapié se lo llevó ¡una espectadora! La mujer se hacía un selfie al paso de Rossi y éste en lugar de esquivarla, o parar, se la llevó por delante con muy malos modos.

El peor Valentino, en el peor momento de su carrera, dentro y fuera de la pista. Dentro ya no es el que era, fuera tampoco. Y lejos de rectificar, se reafirma en el error, lo hizo con Márquez y también esta vez en Cheste, porque tras pedirle perdón a la mujer a regañadientes, como la señora ha dicho que igual lo denuncia Rossi ha respondido con ironía que tiene miedo a que lo detengan. Una pena. Con lo buen chico que parecía, con lo gran deportista que era. Y qué simpático.

2/9/16

¿Y ESPAÑA QUÉ? ¿OTRA VEZ CAMPEONA DEL MUNDO?

Con la llegada de Julen Lopetegui me acuerdo del abuelo de Majaelrayo. En forma de paráfrasis. ¿Y España qué? ¿Otra vez Campeona del Mundo? Pues sí, ¿por qué no? Acabamos de ver como Portugal, sin nada, sin Cristiano Ronaldo, ha ganado la Eurocopa.
La nueva Selección que dirige Julen, en su estreno, con los dos goles de Silva en Bruselas, le ha dado tal repaso a la emergente Bélgica que nos lleva a soñar con lo máximo en el Mundial de Rusia de 2018.
Quedan dos años y mucho trabajo por delante pero Lopetegui tiene mimbres para hacer un buen cesto, y lo sabe. Como él dijo, evolución, no revolución. Con Iker Casillas fuera ha completado la transición dulce de Vicente del Bosque, al que siempre recordaremos por habernos llevado a lo más alto, al sueño que muchos nunca pensamos que íbamos a vivir. Al exseleccionador hay que darle las gracias como a Luis Aragonés, porque ellos han cambiado la historia de nuestro fútbol. Hemos pasado de no contar, a estar siempre entre los favoritos, que es de lo que se trata.

Vivimos en un país de desagradecidos, criticamos a Rafa Nadal, y nos ha dado los momentos más emocionantes en los JJ.OO. de Río de Janeiro, además de un oro, igual que pasa con Pau Gasol y la Selección de baloncesto, otra vez en el podio olímpico, dos platas y ahora un bronce.
Aprendamos de todos ellos y que Lopetegui sea capaz de aprovechar la herencia de esta España, que en deporte al menos, sí va bien.

6/6/16

LUIS SALOM, GRACIAS

A Luis Salom hay que darle las gracias. Lo primero, por lo que nos ha hecho disfrutar a todos los que amamos el motociclismo. Sus victorias, sus peleas en carrera por ganar, su inconformismo, su valentía, su clase, todo ello hacía del "mexicano" un piloto extraordinario, un futuro campeón del mundo que ya no lo será por el desgraciado accidente que sufrió el viernes en los entrenamientos libres del Gran Premio de Catalunya.
Por lo siguiente que hay que estarle agradecido es por llevar a todo el mundo del motociclismo esa paz que él transmitía. Un deporte ensuciado por Rossi, como dije en mi anterior entrada, y que por suerte parece que va a volver a ser lo que era gracias a Luis. Él, con su muerte, ha hecho ver que la competición es importante, pero la vida más, la suya se nos ha ido, pero vivir en paz lo necesitaba Valentino, y también Márquez. De hecho Marc ha reconocido que estaba ansioso por que le tendiera la mano su exídolo.
Rossi lo supo ver, el italiano además del mejor piloto del mundo es el más listo, y tras ganarle en casa a Márquez no le quedaba otra que acercarse al ilerdense y acabar con la guerra. Una guerra que incluso podía acabar mal sobre el asfalto y eso ninguno de los dos se lo podía permitir.
Sirva por tanto el adiós de Luis para que volvamos a vivir como siempre el motociclismo. No en vano Salom (Shalom en hebreo) significa paz.